Pulseras

Dijes de la suerte, corazones de brillo y detalles bonitos adornan nuestros brazaletes en oro, plata y oro rosa. Lo suficientemente sutiles como para llevarlos a diario, sin ningún problema estos brazaletes te acompañarán desde la oficina hasta el restaurante.

La sutileza y la sofisticación son las características principales de estas encantadoras pulseras delicadas. Son elegantes y graciosas, diseñadas para la mujer de estilo refinado. Ideales para que se asomen por debajo de alguna blusa bonita o para llevar con ropa chula, estas pulseras son impecables y profesionales, con un toque de romance.

Finas y aerodinámicas, son también perfectas para apilar. Mantén tu look realmente moderno y actual y experimenta mezclando metales. Una pulsera delicada en oro rosa aportaría un look sumamente especial contrastando con una pulsera en plata brillante, por ejemplo. Lleva dos del mismo estilo a la vez y experimenta con los tonos. Dos o incluso tres de las pulseras apiladas, rápidamente pueden transformar un vestuario ordinario en algo extraordinario.

Experimenta combinando pulseras de metal con gasa ligera o telas de estopilla para jugar de verdad con las texturas. Añade tus charms favoritos a nuestros brazaletes de cadena y haz tu look aún más único.

También a la chica moderna que quiera revelar su corazón, ahora sí que se le da la posibilidad de hacerlo literalmente. Nuestras pulseras delicadas con dije corazón son de sueño y con todo lujo de detalles. Colgantes brillantes en forma de corazón, declaraciones de amor grabadas a mano: todo ello irradia adoración y romanticismo. Lleva estas pulseras con charms símbolos del corazón y el amor y eso equivaldrá a llevar una carta de amor escrita para ti misma.

Así que, sea una pulsera vanguardista con diamantes de imitación o un brazalete cruzado coqueto con inscripciones de amor y poesía, la pulsera delicada es para cada una de nosotras y para cualquier ocasión. Se puede llevar alrededor del reloj y añadirá una pizca de romance a cualquier situación. Experimenta combinándolas con anillos finos apilados u otros brazaletes rígidos finos. La pulsera delicada es lúdica, ligera, ligona y perfecta para la afectación ingenua.